AECP denuncia la adjudicación de obras «A dedo»

Gobierno de Canarias y Cabildos adjudican Obras "A dedo" a la Empresa Pública Tragsa

Los constructores denuncian trato de favor de las administraciones con Tragsa

La Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de la provincia de Las Palmas (AECP) criticó este jueves al Gobierno de Canarias y los cabildos por favorecer a la empresa pública Tragsa en las adjudicaciones de obras que realizan.
En un comunicado, la organización que preside Salud Gil sostiene que estos organismos han adjudicado "a dedo" a la mencionada mercantil pública trabajos por "más de 84 millones de euros" durante el pasado año y los diez primeros meses del actual. Esa cantidad, continúan los constructores, "casi duplica lo que ha licitado la Administración central en la provincia de Las Palmas entre enero y septiembre de 2019".

En opinión de la sectorial de la construcción, esta manera de actuar está "usurpando el papel de las empresas". Sobre por qué operan así, la AECP opina que "pretenden huir de la Ley de Contratos del Sector Público". Esta norma de 2017 obliga a las administraciones a proveerse de al menos tres ofertas antes de decidir a qué compañía encarga los trabajos.

Sin negar que este marco normativo provoca un incremento de la "burocracia", la asociación que preside Salud Gil sostiene que no puede hacerse un regate "a costa de debilitar al tejido productivo y rozando el enriquecimiento injusto".

Sobre todo porque, según recoge el comunicado, toda vez que gana, Tragsa vuelve a licitar para subcontratar los trabajos que se le encargan. "Establece condiciones de adjudicación otorgando al precio un 95%" de la puntuación "y un 5% al plazo de ejecución".

"Eso sí, suponemos que una vez detraídas del presupuesto inicial las compensaciones a que tiene derecho por su papel mediador e imputaciones de costes correspondientes", añaden los constructores de la provincia oriental.

De este modo, las compañías deben "tragar con un presupuesto inicial mermado que difícilmente concuerda con la realidad de mercado, al que además ha de aplicar bajas económicas que le permitan poder hacerse con el contrato y del que seguramente desconoce cuándo va a cobrar".

Para la AECP, esta manera de actuar de las administraciones, "es irresponsable y delirante", además de poner "en peligro la fortaleza de las empresas" e impedir "el crecimiento de otras".

En suma, los constructores explican que esta manera de actuar fomenta "peores condiciones de trabajo" y acusan a las mencionadas administraciones de huir "de la responsabilidad de ser más eficientes" decantándose por "empresas instrumentales que hacen competencia desleal al mercado" y lo convierten en "supletorio".

Fuente:  La Provincia digital

Ver noticia publicada en Canarias7

Ver noticia publicada en La Provincia